Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Vocaciones

 

El objetivo de esta sección es acompañarte y ayudarte en tu camino de discernimiento vocacional.  Seguramente tu inquietud te ha llevado a emprender una búsqueda por todos tus medios posibles, para tener más información de esta cuestión llamada “Darle mi vida entera a Dios”.

Y eso es algo muy bueno!  Espero sinceramente que esta página y esta sección te ayuden a discernir correctamente lo que Dios te esta pidiendo.

Comencemos con una serie de preguntas y respuestas elementales:

¿Como sé si Dios me esta llamando?

Es algo que se siente en el interior, como una inquietud, y esta puede presentarse por los motivos que sean, así sean los más triviales o los más grandiosos, por ejemplo un gran deseo de servicio, o el leer la vida de un santo, etc. Generalmente el llamado es confirmado por acontecimientos que la gente pudiera llamar coincidencias, pero para el hombre de fe son mensajes de Dios, por ejemplo algún texto bíblico leído o escuchado en el momento preciso, algún comentario trivial que nos hagan, alguna estampita que nos regalan, etc.  Necesitamos ejercitar la fe, y no desacreditar ni los sentimientos, ni los acontecimientos, pues Dios se comunica por medio de ellos.  A veces se cae en la tentación de pedirle a Dios, señales claras y concisas, que no queden dudas de su llamado, y eso es un error, debemos caminar al paso que Dios nos marque.  Es necesario estar en continua oración pidiendo a Dios que aclare su voz para nuestros casi sordos oídos. Además esforzarse por vivir una vida muy acorde a lo que Dios nos pide en sus evangelios, esto ayudará mucho a discernir el llamado.  Y finalmente debes buscar un acompañante espiritual/vocacional, esta persona debe ser alguien experimentado en los caminos del Espíritu, y también alguien que se lo tome muy enserio, pues un mal acompañante puede hacer mucho daño, te recomiendo algún buen sacerdote o religioso/a que tenga conocimientos y pueda orientarte de forma personalizada.

No me siento 100% seguro/a de querer hacer esto ¿Debo esperar más?

Debes saber que la seguridad al 100% de hacer esto, es demasiado difícil, y si todos nuestros sacerdotes y religiosos hubieran esperado a estar 100% seguros, hoy estarían vacías las iglesias y conventos.  Si ya has vivido un proceso de discernimiento, (como el descrito en la pregunta anterior) y efectivamente crees que Dios te esta llamando (debes ser sincero contigo mismo/a), es el momento de dar el paso, los miedos no se irán hasta que no se comience a caminar el camino, le tenemos miedo al cambio, a lo desconocido.  Debemos poner toda nuestra confianza en el Señor y comenzar el camino. Además prácticamente todas las ordenes y congregaciones religiosas, así como el seminario, cuentan con un periodo inicial llamado postulantado o en el caso del seminario el año introductorio, donde el objetivo principal es profundizar en el discernimiento del llamado.  Este es un tiempo que todos los jóvenes con inquietudes vocacionales se deben permitir vivir, si descubren que Dios no los está llamando a este tipo de vida, se irán a su casa muy contentos y clarificados en cuanto a su verdadera vocación, y si es lo contrario, no tendrán que buscar más.

Sí quiero darle mi vida a Dios, pero no se como, ni donde, ¿que hago?

Bueno, si eres hombre, tienes las siguientes opciones: sacerdote diocesano, sacerdote religioso, o hermano religioso.  Si eres mujer, solo es posible como religiosa.  Ahora describiré las diferencias

Sacerdote diocesano:

No pertenecen a ninguna comunidad religiosa, sino a una diócesis. Una diócesis es el distrito o territorio en que tiene y ejerce jurisdicción espiritual un prelado: arzobispo, obispo, etc. Las diócesis se pueden agrupar, a su vez, en provincias eclesiásticas, a la cabeza de la cual se halla una archidiócesis. Ellos estudian en un seminario durante varios años (varía dependiendo las diócesis).  Hacen votos de castidad, y obediencia (al Papa y la Iglesia). Están al servicio de la Iglesia para donde esta los considere necesarios (por medio del Obispo). (El sacerdote puede celebrar Misa, mientras que el diácono no puede realizar la consagración ni la confesión, todas las demás funciones son iguales, para llegar a ser sacerdote, primero hay que ser diacono, aunque se puede solicitar ser diácono permanente, los diáconos permanentes tienen permitido el matrimonio.)

Sacerdote religioso y religiosos/as en general:

La vida religiosa tanto para hombres como mujeres se divide en dos, vida activa y vida contemplativa, la vida activa esta más enfocada al apostolado (y esté varía dependiendo del carisma de la orden o congregación, ejemplo, servicio a enfermos, enseñanza, niños abandonados, de todo un poco, etc.) aunque esto no quiere decir que no se haga oración, si se hace y mucha, y la vida contemplativa, esta enfocada a la oración, se vive en un monasterio o claustro, generalmente los religiosos/as viven en comunidad o fraternidad, compartiendo alegremente la vida y el trabajo con los demás hermanos. Todos los religiosos/as hace tres votos a Dios, pobreza (tener únicamente lo necesario para vivir), castidad y obediencia (a los superiores y al papa). Para los religiosos hombres la mayoría de órdenes y congregaciones, tienen la opción de pedir la ordenación sacerdotal una vez terminados los estudios. Y siguen siendo religiosos y ahora también sacerdotes.

¿Cuál es la diferencia entre orden y congregación religiosa?

Las órdenes son muy antiguas, y cuentan con una regla de vida escrita por el fundador, y aprobada por el papa. A partir del siglo XVI se decreto que no se aprobarían nuevas reglas de vida, por lo que no existen nuevas órdenes. Algunos ejemplos son: Benedictinos, Agustinos, Franciscanos, Clarisas, Carmelitas, etc. Las ordenes generalmente, por ser muy antiguas cuentan con una rica historia y muchos ejemplos de santidad.

Las congregaciones o institutos de vida consagrada, no tienen una regla de vida aprobada por el papa, sin embargo tienen constituciones de vida por las cuales se rigen, y generalmente han sido fundadas por personas ejemplares.

Para que conozcas más sobre las comunidades religiosas, hemos preparadouna lista con enlaces a sus sitios oficiales para que obtengas más información sobre cada una.   Si has decidido ser religioso/a pero no sabes en que comunidad entrar, debes principalmente ponerte en oración para que Dios te guié por donde sea su voluntad, y también debes estudiar cada una, aprendiendo sobre su fundador/a, y su modo de vida, tal vez te sientas identificado/a con alguna en especial.

Si quiero darle mi vida a Dios, pero estoy a mitad de mis estudios, ¿Que debo hacer?

Cada persona es llamada de forma distinta, y el plan de Dios es distinto para cada persona, por lo que debes averiguar su plan para tu vida, eso lo podrás hacer con oración sincera y siguiendo tu proceso de acompañamiento vocacional. En algunos casos lo mejor es no esperar más y comenzar, en otros es mejor dejar madurar más la vocación y terminar los estudios.

¿Aceptan a todas las personas en las diócesis y comunidades religiosas, cuales son los requisitos?

Cada diócesis y comunidad religiosa tiene sus propios requisitos, sin embargo no varían mucho. Lo principal es tener un sincero deseo de servir a Dios y a la Iglesia,

En el caso de las diócesis, se requiere ingresar a un seminario (tiempo completo) para la formación, generalmente se pide alguna cuota económica para sustentar los gastos, y generalmente aceptan a jóvenes de entre 18 y 30 años, aunque hay excepciones. Se requiere también que el aspirante cuente con buena salud física y mental. Para menores de 18 años, esta el seminario menor donde pueden terminar sus estudios de preparatoria.

En las comunidades religiosas generalmente aceptan a jóvenes de entre 18 y 30 años de edad, con un firme y sincero deseo de servir a Dios y a la Iglesia Católica, que sea apto para vivir el carisma de la orden o congregación. Se requiere también que el aspirante cuente con buena salud física y mental. Los jóvenes que ingresan pasan por un periodo llamado postulantado antes de ser aceptados en la orden, en este periodo comparten plenamente la vida de la comunidad, este tiempo varía y puede ser desde 6 meses hasta 3 años dependiendo la comunidad.

¿Cuáles son los estudios necesarios para ser sacerdote?

Se requieren aproximadamente, 3 años de filosofía y 4 años de teología, generalmente se intercala algún año de apostolado, además terminados los estudios se requiere un año de diaconado antes de la ordenación sacerdotal.  En el caso de los religiosos, generalmente antes de comenzar estos estudios se vive el postulantado (periodo de discernimiento vocacional) y el noviciado (periodo de identificación con el carisma particular).

¿Cuándo era joven estuve en el seminario/convento pero me salí, ahora años después he descubierto que esa es mi verdadera vocación, que puedo hacer para ingresar a algún seminario o convento?

Es común que suceda este caso, lo primero es evaluar la situación, se requiere que no haya dependencia (ej. Hijos menores), que no haya contraído matrimonio o que haya enviudado, y aún así son pocos los lugares que aceptan personas mayores, sin embargo los hay, así que vale la pena buscar, si realmente existe una vocación y Dios esta dando la oportunidad de responder nuevamente, El proporcionará los medios para llevar a cabo Su proyecto.

Yo quiero servir a Dios pero también quiero casarme y formar una familia.

Lo primero y más importante para una persona que desea servir a Dios, no es consagrar su vida, sino discernir su vocación, hay que recordar que la vida matrimonial no excluye a Dios, cuando una persona discierne su vocación y la vive en plenitud, encontrará la felicidad y dará gloria a Dios con su vida, ya sea el matrimonio, la vida religiosa o sacerdotal. Generalmente las parroquias tienen muchos grupos donde los laicos pueden ofrecer sus servicios a Dios y a los demás por medio de la Iglesia.

Me siento llamado/a por Dios a la vida consagrada, pero he tenido una vida llena de pecado, no me siento digno/a, ni capaz. ¿Qué hago?

Cuando Dios llama a una persona, lo hace y punto, El conoce a cada uno hasta lo más profundo de su corazón, y si Dios llama a una persona, no se arrepiente después aunque la persona falle mucho. Debemos recordar que nuestro Dios, es Dios de misericordia y que le gusta servirse de instrumentos débiles para mostrar su gloria, basta una buena confesión general con arrepentimiento y el deseo que lleve a enmendar la vida, para que el pecado no tenga más dominio, Dios no quiere personas perfectas, sino personas dispuestas.

Quiero consagrar mi vida a Dios, pero tengo muchas heridas de cosas que me han pasado, no me siento listo/a para entrar al seminario / convento.

Lo primero es la confianza en Dios, El puede sanar cualquier herida por grande que sea, además generalmente en todas las comunidades religiosas y seminarios se trabaja el primer año, principalmente en la parte humana, se ofrece ayuda psicológica y espiritual, ya que se considera muy importante tener sana la parte humana para poder construir sobre firme en el futuro.

Si tienes más preguntas o comentarios, no dudes en escribir.